Taller social autogestionado desde primavera del 2010. Nuestro objetivo es que el uso de la bici sea el mayor posible en Alcalá de Henares. Nos encontramos en el Café Continental, calle Empecinado nº23 (acceso por el Callejón del Vicario).

Los días que ejercemos actividad de taller actualmente son los Domingos y Lunes desde las 17 hasta las 20h (aprox).


jueves, 30 de agosto de 2012

Bicicrítica de Alcalá. Agosto

La bicicrítica alcalaína de este mes de agosto contó con un recorrido que transcurrió por muchas de las calles del centro histórico con motivo de la celebración de las ferias y fiestas, ello también animó al pelotón a pedalear cerca del recinto ferial...ustedes ya lo saben !el secreto está en la masa! 

miércoles, 8 de agosto de 2012

Servicios Mínimos

La actividad de taller de los fines de semana del mes de Agosto queda en servicios mínimos al encontrarse de vacaciones la mayoría de talleristas habituales. 
El horario seguirá siendo el mismo (domingos y lunes de 18 a 21 horas aprox.)

Aparcabicis

Adjuntamos estas cartas para que el lector se haga una idea de cómo está el patio respecto a los gastos municipales de obras públicas, por lo visto no hay un puñado de maravedíes para más hierros donde dejar atadas las bicicletas.

La difusión de las mismas procede de un vecino alcalaíno a fin de informar al resto de ciclistas por si les sirve de argumento para recurrir alguna posible multa por dejar atada la bicicleta a una farola, una señal, o un árbol. 
Por lo visto se comenta que la administración local se plantea que el estacionamiento de la bicicleta en el mobiliario público no autorizado pueda llegar a ser susceptible de sanción económica.

Solicitud de aparcamientos para bicicleta. Principios de Junio.

Respuesta de la autoridad competente. Finales de Julio

Crónica de la 2ª Marcha por el Decrecimiento a su paso por la ribera del Henares


Extraído de Ecologistas en Acción

5ª etapa. Miércoles 18 de Julio. Guadalajara–San Fernando de Henares. 68 km.

Hoy nos ha cazado el calor. El calor, algunos errores de cálculo y organización y la propia dureza de un recorrido no muy bien estudiado. De hecho pensábamos que iba a ser una etapa corta y de transición, a hacer en media jornada. Unos 50 km., que nos dejarían tiempo de descanso, recuperación y algunas actividades.

Partimos con notable retraso y algunos desajustes de GUADALAJARA y hacemos un pequeño recorrido urbano que no pudimos hacer ayer y enfilamos por vías pecuarias hasta CABANILLAS DEL CAMPO. Allí un pastor del lugar nos cuenta en medio de su rebaño algunas de las características y problemas de su trabajo y de la trashumancia.

Continuamos hasta ALOVERA por caminos polvorientos y allí nos detenemos a hacer otra parada, esta de refresco, que se alarga en exceso. Por carretera seguimos hasta AZUQUECA DE HENARES, que recorremos rápidamente para internarnos de nuevo en las vías pecuarias y abandonar Guadalajara y Castilla la Mancha.

Entramos por la cañada real en Madrid, junto a un canal en el valle del Henares, que parece no ofrecer mucha dificultad. Pero el pelotón que se va partiendo se divide en varios grupos y algunos se despistan y pierden. Finalmente nos reagrupamos en un parque de MECO y decidimos continuar hasta nuestra meta, como estaba previsto. Pero el fuerte calor del mediodía y el mal cálculo del recorrido nos va a obligar a cambiar los planes. Estos días estamos padeciendo una ola de calor, no inhabitual, pero que sube las temperaturas algunos grados sobre la media ya tórrida de la época.

Cruzando un río Totote casi seco por la Cañada Real Galiana

Avanzamos por una pista bastante pedregosa y sin sombra ni posibilidad de repostar agua, que en algunos momentos discurre paralela a una de las autovías fantasmas y de escasísimo tráfico, que últimamente han construido en el entorno de Madrid. Aparecen algunos repechos que se nos hacen durísimos, hasta que aterrizamos junto a un polígono industrial que tiene un par de bares, que usamos de forma espontánea y sin ningún debate como refugio de emergencia. Estamos junto al municipio de AJALVIR.

Tras un par de horas de descanso y avituallamiento y algunas retiradas, entre ellas las de l@s niñ@s, continuamos al atardecer en dirección a TORREJON DE ARDOZ por una pista donde nos tropezamos con un cuartel militar de la Brigada Paracaidista, en cuya puerta nos detenemos a gritar el eterno "OTAN NO, bases fuera" y otros cánticos antimilitaristas. Poco después entramos brevemente en un tramo de autovía y accedemos al casco urbano, que atravesamos para buscar nuevamente las pistas que nos conducen, por fin, a SAN FERNANDO DE HENARES. Una última parada en una fuente, cerca de donde confluyen el río Jarama y el río Henares, y a través del sombreado Paseo de los Chopos nos deja en el municipio donde nos reciben compañer@s de Ecologistas en Acción, amig@s de la comunidad de senegaleses, que nos agasajarán con una cena de su cocina típica, y el alcalde, que tras unas breves palabras de saludo nos invita a una fresca y agradecida limonada. Les correspondemos cantando nuestro himno "Resistiré, pedalearé…".

Tras la cena, un compañero de Caminos públicos y vías pecuarias de Ecologistas en Acción nos ofrece una charla y tertulia sobre la Cañada Real Galiana, que mañana vamos a atravesar en nuestro acceso a la capital madrileña.

Una dura jornada, donde el esfuerzo y el sufrimiento han hecho aflorar algunas tensiones, que no han roto la armonía del grupo como comprobamos con las bromas, risas y aplausos en Ajalvir, antes de retornar al camino de uno de los momentos más duros de nuestro pedalear.

Foto del día


Tres pedaleros de plegables que se encontraron con los últimos talleristas del lunes minutos después de la clausura de las fiestas patronales en el centro histórico.

martes, 7 de agosto de 2012

Actividad de taller el 5 y 6 (AGOSTO)

Optimizando el cierre de tija de una Dahon  

Sustituyendo un eje pedalier sellado del 68 idéntico al que venía serie 

Donación de una cleta junior

Piezas sueltas para hinchadores. Dos bombas de válvula fina recientemente donadas y una tercera reconstruida válida para válvula gorda.

Rescatando una de las primeras BH de aluminio...

... con un cierre de tija improvisado.

Reconstruyendo otro eje pedalier

sábado, 4 de agosto de 2012

Wanderer

La terraza del café estaba aún cerrada al público antes de la hora del almuerzo. Accedía al taller con la bicicleta Holstein por el callejón el vicario recién llegado al centro histórico desde el barrio venecia. Esta cuarentona que en su día un migrante español adquirió en la República Federal Alemana estaba necesitada de ajustes en el eje pedalier y en el freno delantero de herradura.

Una de las personas que trabajan por la mañana en el mantenimiento del café acudió a interesarse por el estado de esta y otras tres bicicletas clásicas de las décadas de los cincuenta y sesenta que han dormido por el taller. Las diferentes procedencias de éstas (Inglaterra, España, Italia) le inspiraron a contarme la historia de una Wanderer producida a principios de la década de 1910. Bromea y se pregunta cuándo esta bicicleta cumplirá un siglo, dado que procede de un soldado del batallón de infantería ciclista del Imperio Austrohúngaro que participó en la Primera Guerra Mundial y pedaleó buena parte de su vida en el Este de la actual Rumanía, cerca de la frontera con Hungría. La fábrica estaba situada en Ausburgo, Bavaria.

Pasaron setenta y tantos años (1987) hasta que este caballo de hierro cambió de manos, curiosamente sucedió a modo de trueque. El compañero lo relata con nostalgia y ojos brillantes "el socio y yo fuimos a arreglar el techo del hogar de esta anciana viuda que recientemente había cumplido noventa años. Al terminar el trabajo y haber quedado satisfecha, ofreció incluir una de las dos bicicletas Wanderer para rebajar el precio final de la obra, una bicicleta era la suya propia para dama y la otra la de su difunto marido, que fué la elegida para cubrir el 50% de la operación. 
El socio se quedó con los lev y yo, que tenía 29 años, con la Wanderer, que llevaba todos y cada uno de los componentes y accesorios de fabricación propia".


Reconoce que lo que más le cautivó de la bicicleta fué su comodidad, agarrarla del manillar por sus puños de madera y el llevar una transmisión de dos marchas integrada en el eje pedalier. "Pasaron los últimas décadas del siglo pasado, la Wanderer y otras bicicletas de importación necesitaban de piezas originales para ser reparadas. Estas resultaban ser demasiado caras para muchos trabajadores, por lo que frecuentemente se recurría al tornero o al préstamo de la maquinaria de precisión específica entre los vecinos".   


Asegura que únicamente ha tenido que comprar un neumático y que las demás piezas las fueron fabricando artesanalmente. Detalla el ingenio en la confección de algunas de aquellas piezas y confiesa entre risas que continúa siendo rumano de cintura abajo y que con los años se ha vuelto un tanto alemán de cintura para arriba... a todo esto el propio término Wanderer significa excursionista. Tres mecenas del mundo de las patentes querían visitar a la susodicha para tomarla medidas y se han quedado con las ganas. Cada vez que telefonea a su tierra y habla con los sobrinos que la tienen a su cargo les pregunta cómo lleva el letargo ésta clásica centenaria.

Nos despedimos estrechándonos las manos manchadas de grasa y con la Holstein cuarentona a falta de unos mejores rodamientos para el eje pedalier y otros pasadores de biela.

jueves, 2 de agosto de 2012

Humor Gráfico

Santi Ochoa lleva desde el 2003 haciendo fotos de camisetas a pié de calle.
Sus instantáneas abordan temáticas que van desde la política, el cine, el arte, la música, la lucha de clases, la República y Guerra Civil, los movimientos sociales, la mujer, y por supuesto...las bicicletas